Select Page

Una década del triplete

Una década del triplete

El Mundial vuelve al circuito de Barcelona-Catalunya, sede de uno de los mejores resultados de la historia del Aspar Team: un triplete “muy especial” para Álvaro Bautista, uno de sus protagonistas.

La de 2006 fue una temporada de grato recuerdo para el Aspar Team. El equipo valenciano ejerció ese año un dominio casi tiránico en la categoría pequeña del Mundial, por aquel entonces la de 125 cc. El Master MVA – Aspar Team pasó a la historia en 2006 tras teñir de monocromo el podio de la categoría en dos ocasiones en esa misma temporada, para acabar llevándose el título de la mano de Álvaro Bautista.

Una de ellas fue en Montmeló, en el rebautizado ahora como circuito de Barcelona-Catalunya. Allí, Álvaro Bautista, Héctor Faubel y Sergio Gadea reservaron una plaza en el podio para cada uno de ellos y dejaron, a un paso del tercer escalón, a Mattia Pasini, compañero de equipo, firmando el mejor resultado de la historia del conjunto valenciano.

El botín hasta ese momento de la temporada era impresionante: cinco victorias de siete, cuatro segundos y tres terceros puestos, pero no dejó de crecer. El balance, cuando la temporada cerró el telón en Valencia, alcanzaba los doce triunfos y hasta 30 podios, además del título mundial para Bautista. El equipo, además, consiguió meter a cuatro de sus cinco pilotos entre los cinco mejores del Mundial.

El gran premio empezó con buenas sensaciones para Bautista, que partía desde la pole, pero al español le costó retener esa primera posición y la tuvo que compartir a lo largo de la carrera con Pablo Nieto, en la única vuelta que no lideró un piloto del Master MVA – Aspar Team, y con su compañero de equipo Mattia Pasini. El triplete, sin embargo, no estuvo claro hasta casi el final de la carrera, cuando los tres españoles lograron deshacerse del resto de sus rivales para batallar entre ellos por un triunfo que finalmente fue para Bautista.

Bautista: “Aquel triplete fue muy especial”

Álvaro Bautista recuerda con especial cariño el triplete de Barcelona. “Fue muy especial, además ya era la segunda vez que se conseguía. Ese fin de semana estaba malo, con fiebre, y durante la carrera sufrí mucho. Fue una prueba muy combatida, éramos un grupo luchando por la victoria, nos pasábamos y repasábamos”, recuerda el español.

“En la última vuelta estábamos Héctor Faubel y yo solos buscando el triunfo. Se parecía mucho a la carrera de Turquía porque llegamos también los dos al final, pero allí ganó él. En Montmeló él me pasó en la última vuelta, pero conseguí adelantarle y lo aguanté hasta el final. Fue un triunfo importante porque hacía varios grandes premios que no ganaba, y además en el anterior en Mugello me quedé a una milésima. Fue muy bonito ganar aquí en Barcelona, era mi primera vez en el podio en Barcelona, y encima ganando”, rememora.

Bautista tiene claro el motivo de ese dominio. “Lo que hizo que el equipo fuera así de bien es que estaba muy bien gestionado. Ese año, el Aspar Team fue el más fuerte, todos queríamos ganar y teníamos buen material, pero había muy buena relación. Jorge nos tenía muy calmados, nos decía que lucháramos, pero con cuidado. Hubo mucho respeto, cuando ganaba cualquiera de nosotros, los demás íbamos a felicitarle. Todos estábamos delante, no era fácil de gestionar, pero lo conseguimos y eso dice mucho del equipo”, apunta.

Temporada para enmarcar

Aquella mañana de junio de 2006 no era la primera vez que tres pilotos del Aspar Team acaparaban todas las posiciones del podio. Lo habían hecho en abril en Turquía los mismos protagonistas, aunque en distinto orden: Héctor Faubel, Álvaro Bautista y Sergio Gadea. Hasta aquel momento, Jorge Martínez ‘Aspar’ había estado envuelto en todos los podios netamente españoles, bien fuera como piloto (en cinco ocasiones, con cuatro triunfos, en la categoría de 80 cc), bien fuera como jefe de equipo.

En general, la temporada supuso un antes y un después. Desde la creación del equipo en 1994, hubo que esperar hasta 2002 para lograr el primer subcampeonato del mundo con Fonsi Nieto. Sólo cuatro años después, el Aspar Team subió un escalón más para alzarse con el primer título mundial como equipo. El Aspar Team tocaba el cielo por primera vez tras un año de ensueño, pero no solo con el título de Bautista. Jorge Martínez ‘Aspar’ apostó en 2006 por una alineación en la que destacaban tres pilotos valencianos, todos ellos formados en la Cuna de Campeones que el propio ‘Aspar’ ayudó a poner en pie.

El Master MVA – Aspar Team combinaba en sus filas la madurez de Héctor Faubel, quien a sus 22 años estaba ya a las puertas de la que sería su mejor campaña en el Mundial; con la experiencia de Sergio Gadea, que terminaría quinto en la general, y la juventud de Mateo Túnez, campeón de España la temporada anterior con los colores del equipo valenciano y que completó una temporada de aprendizaje en el campeonato del mundo.

Fuente: Aspar Team MotoGP

About The Author