Seleccionar página

Los alumnos del 14º máster de ingeniería en motorsport de Monlau Motul se gradúan con nota

Los alumnos del 14º máster de ingeniería en motorsport de Monlau Motul se gradúan con nota

Tras diez intensos meses de trabajo, 28 titulados del Máster de Ingeniería en Motorsport cierran esta etapa con el acto de graduación.

Gracias a un profesorado en activo, los alumnos reciben una formación teórico-práctica que les catapulta al mundo profesional con el estímulo de las becas Motul, que reconocen a los mejores expedientes.

Siento que estoy en un sueño del que no quiero despertar. He disfrutado mucho del máster porque cuenta con profesores apasionados y muy experimentados”, explica Carles Parera, número uno de la promoción.

Monlau Motul Technical School ha graduado su 14ª promoción del Máster de Ingeniería en Motorsport, de la que han formado parte 28 alumnos procedentes de muchos rincones de España y de otros cuatro países. Todos ellos, con un mismo denominador común: su pasión por la competición y el gran empeño que han demostrado a lo largo del curso para culminar sus estudios con la mejor nota y el mayor aprendizaje posibles. La ceremonia de graduación, que se ha celebrado en Barcelona y ha reunido a profesores, alumnos y a algunos de sus familiares, ha marcado el punto final a diez intensos meses de formación teórico-práctica.

Los nuevos graduados ya se incluyen entre los más de 400 alumnos que, a lo largo de estos años, han pasado por las instalaciones de Monlau Motul Technical School en Barcelona, y que gracias al máster, han podido acceder al mundo profesional de la élite del motorsport. Para ello, han tenido que completar antes una formación de 350 horas lectivas donde un claustro de profesores en activo y de primer nivel les ha dado la oportunidad de aprender la teoría para luego ponerla en práctica en los circuitos.

El enfoque práctico de los estudios, donde el contenido es actualizado de forma permanente por parte de los profesores, es una de las claves que explican el éxito del Máster de Ingeniería, que tiene su punto culminante en la práctica final de curso. Toda una experiencia creada en el entorno de un evento real donde los alumnos no solo deben demostrar los conocimientos adquiridos sino también su capacidad de gestión de mecánicos y pilotos.

Tenéis el privilegio de dedicaros a aquello que os gusta. Seguid evolucionando cada día, con trabajo y constancia, porque en el mundo del motorsport es imprescindible. Eso sí, disfrutad siempre de lo que hacéis”, aconsejaba a los graduados Iban Ventura, director general del Grupo Monlau.

La importancia de mantener una actitud positiva y proactiva ha estado presente en todas las intervenciones de la ceremonia de graduación, también en la de Jaime Serrano, director general de Monlau Motul Technical School: “La actitud es pasión, porque el motorsport es pasión. Con actitud, uno puede llegar donde no creía que pudiese hacerlo. Y en un ámbito tan sacrificado y exigente como el nuestro, aún es más importante para progresar profesionalmente”.

En el proceso de mejora continua del máster ha tenido un papel relevante, este año, su coordinador, Gerard Gasulla, que se estrenaba en el cargo: “Ser exalumno del máster me ha ayudado a entender mejor qué necesidades pueden tener los estudiantes en su día a día. Es bonito percibir que la distancia existente los primeros días de curso entre alumnos y profesores rápidamente desaparece y forman un gran equipo”.

La búsqueda de la excelencia, premiada con las becas Motul
Una edición más, los alumnos han tenido un potente estímulo para conseguir las mejores notas posibles al final de curso con las becas Motul, que distinguen y premian a los tres alumnos con mejor expediente académico de la promoción. Es una forma de potenciar y reconocer el enorme esfuerzo realizado que representa una ayuda económica para sufragar parte de la matrícula.

La estudiante Nuria Sáez, procedente de Zaragoza, recibió su distinción con la tercera mejor nota, un 8.57. Justo por delante, con una nota de 8.80, recibió su beca Víctor Martínez, de Cuenca. El último en subir al escenario, con el mejor expediente académico, fue Carles Parera, originario de Fonollosa (Barcelona), que alcanzó un brillante 9.17.

Expiloto de trial y enduro, y con una extensa trayectoria formativa, Carles Parera quiso agradecer el trabajo del equipo directivo, profesores y compañeros, además de definir sus emociones: “Siento que estoy en un sueño del que no quiero despertar. He disfrutado mucho del máster, que cuenta con profesores apasionados y muy experimentados. Y las prácticas en el circuito están muy bien organizadas”, destacó.

Parera también recordó el momento en que decidió apuntarse a estos estudios: “Hay un día que cuesta arrancar el motor y te preguntas a qué te quieres dedicar, y ahí es cuando decido confiar en Monlau Motul Technical School para dedicarme al motorsport como ingeniero”.

Las becas han sido otorgadas gracias al compromiso y complicidad que comparten Motul, reconocida marca de aceites, lubricantes y cuidado del vehículo, con Monlau. Un vínculo estrecho del que habla Saul Tagarro, director general de Motul Ibérica: “Estamos encantados de caminar al lado de Monlau porque compartimos los mismos valores: ambición, competición, ilusión, constancia, inconformismo e innovación. Es una fórmula ganadora”.

Cerca de cumplir quince años de historia, el Máster de Ingeniería en Motorsport ha alcanzado un destacado prestigio internacional, como demuestra la diversidad de procedencias geográficas de los alumnos matriculados.

Esta última promoción no ha sido una excepción, con 12 provincias españolas representadas, así como otros 4 países: Portugal, Méjico, Colombia y la India. A expensas del inicio de la decimoquinta edición, en febrero de 2024, los futuros estudiantes ya están calentando motores para empezar esta aventura, que debe abrirles las puertas a la élite del mundo del motorsport, su pasión y futura profesión.

Fuente: Media Monlau Motul Technical School

Sobre el Autor