Select Page

José Ignacio Cornejo, hijo de las dunas

José Ignacio Cornejo, hijo de las dunas

Este Dakar 2019 será muy especial para José Ignacio Cornejo. ‘Nacho’ disputará el rally más duro del mundo por primera vez como piloto oficial HRC dentro del equipo Monster Energy Honda Team, que ya conoce. Un rally en Perú, con mucha dosis de arena y dunas, terreno muy familiar para el joven chileno.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Aunque el año pasado ya compitió en el Dakar 2018 como agregado de última hora al equipo Monster Energy Honda Team sustituyendo al lesionado Paulo Gonçalves, este año lo hace plenamente como piloto oficial HRC. Pero… ¿de dónde sale José Ignacio Cornejo?
– Estoy aquí gracias a una familia, como le llamamos acá en Sudamérica, ‘tuerca’, del motor, muy motera. Mi abuelo sabía pilotar motos, no competía, pero sí las llevaba bien. Acá en Iquique hay mucho desierto y es normal llevarlas por allá. Mi padre también creció con las motos y compitió en Motocross a nivel local y alguna carrera nacional. Mi padre impulsó la competición de Rally aquí en Chile, participó en el Patagonia-Atacama 2005 y pasó a trabajar en las rutas de algunos rally.
Crecí en el taller de motos de mi papá, donde también me interesé por la mecánica. Jugaba allí, en el taller, en medio de motos y gasolina. Siempre íbamos a las carreras y yo miraba, pero a los 11 me subí a la moto, comencé a correr Motocross y ya no me bajé más. Competí a nivel local y luego a nivel Nacional, donde fui mejorando y destaqué con el 2º puesto en 85cc. En las categorías superiores, siempre estuve en el grupo de delante. En paralelo, Yiyo Illanes, que me había enseñado a andar en Motocross, me dio a conocer la navegación. A nuestra zona venía a entrenar mucho ‘Chaleco’ López, buen amigo de la familia, y alguna vez fui a acompañarle a hacer roadbook para darle algo de seguridad. Tenía 16 años… No pensaba en competir en Rally, porque quería ser campeón chileno de motocross y era realmente a lo que le dedicaba todas mis energías.
Empecé a entrenar roadbooks y tomé grandes lecciones de ‘Chaleco’. Hice algún rally local, para aprender más que nada. En 2014 di el salto al plano internacional con el Desafío Inca en Perú con todos los sistemas de GPS… Hice el mejor tiempo en la primera etapa con una moto de enduro que me preparó Chelo, el que ahora es mi mecánico. Gané a varios pilotos internacionales: David Casteu, Pablo Quintanilla… El segundo día abrí pista… y no gané la etapa, pero fue una gran experiencia porque al final terminé segundo a tres minutos del ganador. Este resultado me hizo decidir a dar el salto al Rally y empezar 2015 a por todas: hice medio campeonato del Mundo y corrí en enero de 2016 mi primer Dakar, que no pude terminar por un problema en la moto.
Esa misma temporada completé mi primer Mundial y obtuve el título Júnior. En 2017 terminé mi primer Dakar en el puesto número 28 absoluto. Fue un año muy difícil, porque venía de una cierta estabilidad en el Motocross pero al pasar al rally internacional supuso mucho dinero para poder soportar todos los costes. Fue difícil a pesar de algún buen resultado, no encontré grandes sponsors en Chile. Quería hacer el Mundial al completo pero no lo conseguí por presupuesto. Elegí dos carreras clave para poder destacar y entrar en un equipo: Atacama Rally y Baja Inca, con presupuestos muy reducidos. En Atacama me la jugué y terminé 2º. En la Baja Inca fui rápido pero tuve varios problemas en la moto. No entrar en un equipo significaba no poder ir al Dakar. No tenía financiamiento. En diciembre salió una opción de la nada: Paulo Gonçalves se lesionó y uno de los nombres que salieron para sustituirle fui yo. Seguí entrenando duro en casa y creo que fue clave para aprovechar la invitación de HRC de sustituir a Paulo. Terminé el Dakar décimo, mi mejor resultado hasta ahora, pero creo que puedo mejorar mucho. Estoy muy contento de poder estar con el equipo tres temporadas. 

– En 2009 llegó el Dakar se trasladó de continente. ¿Fue un punto clave para el deporte del motor sudamericano la llegada del Dakar a vuestro continente?
– Sin duda alguna. Los años que el Dakar estuvo en Chile, la disciplina fue muy conocida, con muchos pilotos, algunos muy buenos, que se dieron a conocer. Estuve como espectador muchos años, viendo a Chaleco, a Gouet, a Israel y también a Quintanilla. Mi padre trabajó en la carrera y entré en la onda del Dakar: levantarse temprano, saber cómo funcionaba todo… Toda esa experiencia también fue clave cuando decidí correr.
En 2015 el Dakar estuvo tres días en Iquique. Tenía ganas tremendas de correr en casa y hacerlo rematadamente bien! Desde que decidí correr Rally, desgraciadamente, no ha habido Dakar en Chile y aún sigo esperando pacientemente que algún día pueda correr el Dakar en casa!

– Dunas, arena suelta… ¿es tu fuerte?
– Sí. Es lo que hay en la zona de Iquique, donde habitualmente entreno. También hay partes duras, de desierto abierto y con mucha navegación.

– ¿Dónde penalizas?
– Los caminos montañosos, con muchas piedras, y las zonas trialeras no son mi fuerte. Tendría que mejorar mucho en ese aspecto. Ahí donde vivo no hay ningún árbol prácticamente, así que es complicado poder entrenar esas carencias de mi pilotaje.

– Entraste en el Monster Energy Honda Team como piloto oficial HRC después de tu gran Dakar. ¿Impresiona estar en el equipo?
– ¡Sí! ¡Mucho! Lleno de compañeros muy buenos, muy rápidos y profesionales y con un sistema de trabajo impecable… Creo que el resultado final del pasado Dakar lo puedo mejorar este año, porque de tener la moto un día o llevarla una temporada entera es infinitamente enriquecedor. Me he adaptado a la moto y estoy muy motivado para este Dakar 2019 con el equipo.

– ¿Qué destacarías de la Honda CRF450 RALLY?
– Pues en el pasado Dakar pude probar por primera vez unas suspensiones “Factory”, con lo que es un punto muy bueno. Durante este año hemos ido perfeccionado. Tiene mucha potencia y velocidad. Las suspensiones me gustan mucho.

– Este Dakar se corre entero en Perú. ¿Qué esperas de la carrera?
– Espero que sea una carrera parecida a la primera parte de la pasada edición y espero, deseo, mejorar mi décimo lugar del Dakar 2018.Me gustaría estar en un ‘top5’, aunque sé que hay muchos pilotos buenos. Pero también me gusta exigirme a mí mismo.

Fuente: Media Rally – Monster Energy Honda Team

About The Author