Select Page

Marc Márquez inicia la pretemporada tras un largo invierno de recuperación

Marc Márquez inicia la pretemporada tras un largo invierno de recuperación

El piloto del equipo Repsol Honda ya está en Malasia para realizar los primeros entrenamientos de 2019, después de dos meses trabajando en la recuperación de su hombro izquierdo.

Mañana empiezan los primeros entrenamientos oficiales de la pretemporada 2019 en el Circuito Internacional de Sepang, en Malasia. Una cita para la que Marc Márquez lleva dos meses preparándose desde que, pocos días después de dar por terminada la temporada 2018, pasase por el quirófano para solucionar una lesión recurrente en su hombro izquierdo.

El piloto del equipo Repsol Honda, aunque todavía no podrá pilotar a pleno rendimiento, estaba deseando volver a subir a su moto y es que, tal y como explica en este vídeo exclusivo de la rehabilitación que ha realizado en las últimas semanas, “¡me desmontaron todas las motos!”. Carlos J. García, su fisioterapeuta, aclara que “hubo órdenes, de las ganas que tenía de volver a pilotar antes de tiempo”.

Cuando Marc Márquez se bajó de su Honda el pasado 29 de noviembre en los últimos entrenamientos de 2018, inició una carrera contrarreloj para llegar en las mejores condiciones posibles a las primeras pruebas oficiales de 2019. Tras ser intervenido el 4 de diciembre por los doctores Xavier Mir, Marlet y Teresa Marlet, el 11 de ese mismo mes inició la recuperación con su fisioterapeuta. Desde entonces, dos sesiones de dos horas y media diarias –salvo los días 24, 25 y 31 de diciembre y 1 de enero– de rehabilitación han servido al vigente Campeón del Mundo de MotoGP para poder iniciar mañana tres días de entrenamientos en Sepang.

MARC MÁRQUEZ

Hasta que no suba a la MotoGP, no sabré cómo estoy. Soy consciente de que serán pocas vueltas y de calidad. Más que nada, para no forzar el hombro y provocar una nueva lesión, como una tendinitis o similares. También sé que si durante el test no puedo completar todas las vueltas que me gustaría, es sólo un entrenamiento. Todos los pilotos saldremos de Malasia con cero puntos; por eso toca tener prudencia y no tirar al traste las horas que llevo de recuperación, los dos meses de trabajo y paciencia. Entrenar en Malasia es muy exigente y mi preparación no ha podido ser la de otros años, así que sé que tendré agujetas; pero después de estos dos meses, tengo muchas ganas de volver a subir a mi moto

Fuente: Repsol Media Service

About The Author