Seleccionar página

Paco Cueto, algo se muere en el alma cuando «un hermano» se va

Paco Cueto, algo se muere en el alma cuando «un hermano» se va

Cuando nació esta web, eran muy pocas las personas que estaban a mi lado. 

Las circunstancias no eran las mejores pero sí estaban conmigo los mejores. Paco Cueto siempre estuvo.

El pasado lunes 23 de marzo recibí un mensaje a las 6:53 de la mañana, era Mercè, la mujer de Paco, me confirmaba su fallecimiento. Ingresó el día 17 grave.

Y desde entonces mi cabeza no ha parado de recuperar momentos, ratos inolvidables, tristezas, alegrías, risas, motos, triunfos, derrotas, cava, jamón, viajes, taller. Y una lucha interior para sacar este blog de hoy.

Conocí  a Paco hace 20 años en Jerez, como siempre junto a su cuñado Bartolo Del Amor, eran Zipi y Zape. Desde entonces la amistad creció y nunca tuvo paréntesis.

La muerte de Paco me ha dolido, y junto a la de mi padre, ha sido el momento más duro de mi vida. No voy a descubrir yo ahora «al Paco» porque toda su familia y sus amigos tendrían millones de cosas que decir de él, pero sí quiero aportar mi cariño y mi amistad, pero sobre todo mi agradecimiento.

Paco, Mercè, Bartolo, Antonio, Javi, Lidia, Juan, Inma, David, Albert, Mery, Francesc, son algunos de los nombres de las familias Cueto/Del Amor que nunca me dieron de lado. Siempre me ayudaron, me apoyaron y estuvieron conmigo cuando las cosas cambiaron de rumbo, y ahora tengo que agradecerlo públicamente en este humilde blog, y Paco me recibía siempre con una sonrisa, las manos llenas de grasa y el cariño de un hermano.

Creo que nunca fui a Barcelona que no pasara por Sant Sadurní y San Pedro. Me subía en el coche de Bartolo y directos a ver al Paco. Allí paraban todos. O no? Me reparaba la bici si era necesario, me indicaba las direcciones, nos reíamos, me surtía de verduras de su huerto ( mi última visita fue a su taller fue el 27 de julio de 2018, iba camino de Motorland y nos dio una bolsa de tomates cultivados por él, viajaron a Aragón y de allí a Tenerife).

Paco era una persona buena, excelente, un amigo servicial, un entusiasta de las motos y un «puntal» ( palabra que en Canarias tiene una connotación especial y se usa para denominar a los principales baluartes de un equipo de lucha canaria) en la carrera de su sobrino Javi Del Amor. Taller Cueto y Paco Cueto es algo más que un taller, es una filosofía que tuve y tengo el honor de disfrutar y de compartir ahora.

Me atrevo a reproducir un mensaje de su sobrina Lidia de estos días: » Es injusto Yiyo, sabes como él era, incansable y siempre trabajando. Sí Yiyo, no se merecía esto… sabes todo lo que él trabajaba y el pobre sin jubilarse». Pues sí que es injusta la vida y a veces absurda, dura y sin sentido. Lidia, Paco era tu tío, pero además era un grande para los demás.

Ya lo decía Inma Del Amor también en facebook: «Que un día de fiesta te habrán exclusivamente el taller para ti,no tiene precio,para todo lo demás MasterCard.gracias tito paco.#titofavoritoponuntitopacoentuvida#tallers cueto.» Este era Paco.

Recuerdo verlo en todos los circuitos, pero en especial en Albacete donde él tenía sus lugares de visita obligada: Eroski y casa «la Carmen», ese bar donde siempre parábamos. Jerez, Jarama, Valencia, Barcelona, Motorland…

Muchas alegrías y tristezas con los triunfos y derrotas de su sobrino Javi Del Amor, festejar los títulos y sufrir con la caídas o las roturas, pero recuerdo su cara cuando Javi corrió el Mundial de MotoGP en Montmeló. Creo que, como decía el mismo Javi, correr delante de tanta gente vale por muchos títulos, y Paco logró ahí una gran victoria.

Javi Del Amor, Mundial de MotoGP, Montmeló

Se ha ido un grande de la vida, y me ha dolido. La Fe se reduce mucho en estos casos y la palabra «injusto» cobra otra dimensión y aún más cuando hablaba el lunes con Bartolo y también me hacía llorar: «Yiyo, y murió solo».

Esto no puede pasar nunca más. Las personas buenas no se pueden morir de esta manera. Pero la única manera de hacer una pequeña justicia es tenerlo siempre entre nosotros.

Paco, amigo Paco, hermano Paco, estás con nosotros, yo te llevo en mi y nada me hará cambiar. Desde hoy, y en cuanto los informáticos me ayuden, mi pequeña web será teammotofans.com #PacoCueto. Renuncio a no tenerte físicamente entro nosotros. Gracias por tantas cosas buenas y bonitas, pero sobre todo por no darme la espalda cuando más los necesitaba. En Tenerife solo tengo de dos personas de mi familia, pero mi familia de Sant Sadurní siempre ha estado ahí.

Gracias Paco, no sé si la vida me permitirá volver a San Pedro como antes, pero cuando pasé la situación de alarma iré a verte, como siempre.

Cuando caen las lágrimas toca parar de escribir, pero no me quiero olvidar de dar un abrazo a todos los tuyos, Mercè, Mery, Francesc, Íker,  Antonia, Bartolo, Lidia, Inma, Javi, David, Albert, y todo el resto de familia que seguro te extrañan más que yo, con algunos he intentado hablar pero no ha sido posible, mi más sentido pésame para Kuki, Pilar, Juan.

Las fotos que reproduzco me las ha pasado Lidia y hago uso de ellas.

No quiero olvidar otras muertes a consecuencia de este virus,  y mando un abrazo a @OscarHaro por el fallecimiento de su padre.

D.E.P.

Hasta pronto hermano.

PD. Mensaje Lidia: «Arriba Yiyo, no estás solo, nosotros somos tu familia, tienes que luchar. Te queremos»

Familia Cueto/Del Amor

 

Sobre el Autor

A %d blogueros les gusta esto: